¿Qué es una fachada ventilada?

La fachada ventilada es un sistema constructivo que cierra cualquier edificio exterior. 

Ofrece numerosos beneficios tanto en términos de eficiencia energética como estética. Ayuda a regular la temperatura interna, reduciendo la temperatura en verano y conservando el calor en invierno. Además, proporciona un aislamiento adicional y protege la estructura de la humedad y la intemperie. 

¿Qué es una fachada ventilada?

La fachada ventilada es un sistema de revestimiento para edificios que se coloca en la parte externa. Es el sistema más eficiente en la actualidad. Este sistema consta de varias capas separadas. La característica distintiva de este tipo de fachada es el espacio de aire entre el revestimiento exterior y la capa de aislamiento, que permite la circulación de aire.

¿Cómo funciona una fachada ventilada en invierno?

La fachada ventilada actúa como una barrera adicional contra las inclemencias del clima invernal. La combinación de varias capas, incluido un revestimiento exterior resistente y una capa de aislamiento térmico en el interior, ayuda a mantener el calor dentro del edificio y a protegerlo de la pérdida de calor hacia el exterior.

Cuando las temperaturas son más bajas, este espacio permite que el aire circule, creando un efecto de colchón térmico que ayuda a mantener una temperatura interior. A medida que el aire frío se mueve a través del espacio ventilado, se calienta gradualmente por el calor irradiado desde el interior del edificio, antes de ser expulsado hacia el exterior. Este intercambio térmico contribuye significativamente a reducir las pérdidas de calor.

Además, la fachada ventilada también ayuda  a controlar la humedad, un factor importante durante el invierno. La circulación de aire evita la acumulación de humedad dentro de la pared, lo que podría conducir a problemas de condensación y moho. Eliminando posibles filtraciones de agua. 

que es fachada ventilada

¿De qué partes se compone una fachada ventilada? 

Una fachada ventilada se compone de varios elementos que forman un conjunto que proporcionan un aislamiento térmico y permite una gran ventilación. Las fachadas ventiladas se forman por cuatro componentes: 

Muro de soporte 

Es una estructura que tiene como función principal soportar la carga. Debe ser lo suficientemente fuerte para soportar tanto el peso del revestimiento como las fuerzas externas que actúan sobre él. Estos muros pueden construirse con una variedad de materiales como hormigón, madera, ladrillo, o cualquier otro material resistente. 

Cámara de aire

Es un espacio vacío o hueco que se encuentra entre dos superficies o capas, entre el revestimiento exterior y la capa de aislamiento, y sirve como un espacio de ventilación que ayuda a regular la temperatura y la humedad dentro del edificio. La circulación de aire en esta cámara contribuye a mejorar la eficiencia energética y a proteger la estructura del edificio de la humedad y otros daños.

Capa aislante

Esta capa está diseñada para reducir la transferencia de calor entre el interior y el exterior de un edificio, ayudando a mantener una temperatura interior constante independientemente de las condiciones climáticas externas. Es recomendable colocar la capa aislante en la parte de afuera del muro soporte. 

Material de revestimiento

Es la capa externa visible de una estructura de un edificio que proporciona protección contra los elementos y contribuye significativamente a su estética, los materiales más usados son ladrillos, piedra, madera, pizarra. 

En Luxor Espacios somos expertos en procesos de construcción y en la aplicación de fachadas ventiladas que hacen una opción sostenible y duradera. Las fachadas ventiladas ofrecen una amplia gama de opciones de diseño, utilizando una variedad de materiales como cerámica, piedra, metal, entre otros. Pídenos un presupuesto sin compromiso!!!!

CONTACTA CON NOSOTROS